El sello de...

Katherine Rahal

Diseñadora de interiores y decoradora entretenida, creativa y moderna. Solo un saludo nos bastó para darnos cuenta de la cantidad de energía que irradia, algo esencial en el rubro en que está inmersa y herramienta principal con la cual lleva a cabo sus proyectos día a día. Estuvimos con Katherine Rahal y para conocerla le hicimos algunas preguntas:

 

  1. ¿Dónde buscas inspiración?

¡En los viajes! Amo viajar, apenas llego de un viaje ya estoy pensando dónde va a ser el próximo. Saco miles de fotos, desde los timbres hasta las piedras, texturas, colores, la gente, muchas fotos de puertas y fachadas. Saco fotos de todo lo que me vaya inspirando en el camino y bueno, también es inevitable que me traiga un montón de revistas, porque amo el papel y encuentro que no hay nada como las ediciones impresas, a pesar de que soy una geekie en lo que respecta a tecnología e internet.  Navego todo el día, pero el papel es incomparable y por eso siempre me traigo revistas de todo tipo, de todas partes, soy una lectora y observadora innata, 100% visual.

 

  1. ¿Tienes una canción perfecta para trabajar?

Una no es ninguna. Tengo muchas canciones perfectas para trabajar, soy melómana. Me gusta tanto la música que no puedo vivir sin ella y lo que se escucha depende del día. Me fascina la música de los años 80, alternativa y más bien under aunque igual puedo pasar de Pink Floyd a Arcade Fire en un segundo a otro (risas).

 

  1. ¿Cuál es el lugar de Chile con mayor valor arquitectónico según tu opinión?

Creo que cada zona tiene un valor intrínseco. Punta Arenas es una de mis ciudades favoritas. Su arquitectura en madera y ladrillo es muy significativa, sus palacios te hablan de otras épocas. Así como la arquitectura vernácula del norte, del centro y del sur. Imposible no mencionar Puerto Natales, con sus casas de lata y zinc, o San Pedro con lo que va quedando y nuestra zona central, especialmente Colchagua, con una riqueza en sus casas patrimoniales y de campo únicas. ¡Increíble cómo me hiciste pensar en la identidad de cada zona con una sola pregunta!

 

3.2 ¿Cuál es tu obra arquitectónica chilena favorita?

No puedo decidirme por solo una sola. Me fascina la obra de Josue Smith Solar porque tiene estilo, fineza y lujos únicos, su arquitectura es catalogada como inclasificable y eso me sorprende, porque está llena de detalles. Igual que Luciano Kulczewski, que con una ecléctica mixtura de influencias hace las cosas muy bien, llenas de detalles. Pienso que se ha perdido la poesía y necesitamos un poco más de esa trascendencia en el legado de nuestro trabajo. La Cazú me cautiva, creo que ella resume un poco de esa poesía en su obra.

 

 

  1. ¿Cuál es el proyecto más ambicioso en el que has participado?

El spa del Hotel Río Serrano en Torres del Paine. Fue una obra titánica a todo nivel. Tiempos de desarrollo, ejecución y tecnología, un desafío monumental. Los piques son entre 10 a 14 horas puerta a puerta, casi como ir a New York o París, pero en Chile. Iba y volvía en 4 días, todos los meses, pero esa es mi pasión, la ambición por concretar y ambición del mandante es lo máximo. Quería todo perfecto y así fue como dispuso todos los medios para que lo fuera. ¡Soñado! Ahora vamos por otra etapa de ampliación y ya empezamos a soñar en grande.

 

  1. ¿Es importante la actitud a la hora de abordar un proyecto?

La vida es cuestión de actitud y si esa actitud lleva pasión y la transmites en lo que haces, es imposible que no se sienta o que no se vea. Si tienes esa actitud es imposible que no vibres y transmitas esa vibración al resto, casi por osmosis. Vivo soñando despierta, quiero concretar esos sueños en lo que hago, desde una comida con mis amigos en mi casa, un proyecto social o el proyecto de interiorismo más salvaje que me hayan encargado.

 

  1. De los productos que tiene Atika, ¿Cuál te vuela la cabeza?

Me matan los mármoles, tan nobles, tan naturales con vetas únicas. He ido varias veces a la planta donde siempre te reciben con un cariño salvaje y he estado tardes enteras mirando las planchas con diseños como carey, verdes con café como caparazón de tortuga, unos negros únicos. Sueño con miles de cubiertas, muros, etc. Un día me traje miles de pedacitos de 30×30 de un mármol rosa portugués soñado solo porque me mató. Los tengo en la oficina ¿Seré la única loca que raya con esto?

 



Compartir