El sello de…

Archiplan

Archiplan fue fundada el año 1992 por los hermanos Jaime e Ignacio Hernandez y Raimundo Onetto, quienes se conocieron profesionalmente durante su época universitaria en la FAU.

A partir de la apertura de oficina en España el año 2000 y Miami el año 2001, se han ido incorporando nuevos socios como Álvaro Diéguez y César Goldsmith con quienes han trabajado juntos desde su fundación; Matías Ballacey y José Antonio Hernandez, también colaboradores de muchos años, y Mauricio Mandler y Ana María Dávila, quienes representan la renovación de sus equipos y estructuras.

Sus proyectos más conocidos en Chile son: Las Tacas, Balthus, Cantagua, Edificioos Dali, Calder, Casino Monticello, pero los proyectos son como los hijos; a todos los quieres por igual y cada uno representa un desafío y afecto distinto.

 

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento?

Abrir mercados en países desarrollados (USA y España) y descubrir lo competentes y competitivos que somos los arquitectos chilenos.

¿Cuál es el principal rasgo de su carácter? ¿Cómo se complementan?

La pasión y la perseverancia, fundamentales para el ejercicio de nuestra carrera, que tiene un altísimo componente vocacional.

Todos los socios nos complementamos en la diversidad de cada individuo, el afecto y respeto por nuestras diferencias.

 

¿Qué es lo que no se puede perder de vista en el desarrollo de un proyecto?

El usuario final de nuestros proyectos, la forma y el entorno en el que se emplaza; la cuidad y el habitante son lejos los más importantes protagonistas de nuestra obra, y a ellos nos debemos.

 

¿La forma sigue la función, o la función a la forma?

Ambas tienen gran relevancia en nuestra obra, pero es la forma la que perdura y trasciende a la función, que puede y suele ser temporal.

No creen en….

La vanidad, la falsedad o la superficialidad.

¿A qué le temen?

A la banalidad, la soledad, al aislamiento y a la pérdida de conexión con nuestra sociedad.

¿Cuáles son las palabras que más usan?

Revisemos. Insistamos. Cuidemos.

Lo mejor de su trabajo es…

El estimulo; el arquitecto siempre interactúa con personas o instituciones con desafíos, retos y propuestas muy estimulantes; pocas profesiones reciben regularmente a un cliente que solo trae input positivo. Resolver y satisfacer esos anhelos es además, doblemente satisfactorio.

Lo mejor de trabajar juntos es…

Nuestro trabajo no lo concibo sin el trabajo en equipo; la velocidad y la complejidad de los proyectos hoy en día hacen imposible pensar en otra forma de trabajo que no sea colectiva y en equipos muy integrados.

 

Les encantaría proyectar la casa de…

Albert Einstein hubiese sido un gran desafío, o cualquiera de los fundadores de Pink Floyd.

A las oficinas de Chile les falta…

Nos falta representar mejor a nuestra sociedad y tener una voz ciudadana más potente; hoy nuestras ciudades se desarrollan con gran carencia del aporte experto de arquitectos y urbanistas a nivel de políticas locales y gubernamentales en general.

En su oficina sobra…

Talento, compromiso y pasión por nuestro trabajo.

¿Qué lugar sueñan con remodelar?

Los bordes costeros de Valparaíso, Puerto Varas, Valdivia o cualquier ciudad costera de Chile

En qué tipo de arquitectura se inspiran…

En la honesta, simple y bella.

En regiones, ¿qué obra les gustaría recuperar?

El Borde Costero de Valparaíso, entre los muelles Baron y Prat.

¿Cuál es su motto?

Siempre me ha motivado la estabilidad, las relaciones humanas y los sistemas. Me provoca y estimula mucho el crecimiento, mejora y evolución de nuestra organización.

¿Cuál es su objeto de diseño preferido?

Me encanta la vela y los veleros; de los antiguos el tipo Clipper y de los modernos los catamaranes que participan en America´s Cup son unas verdaderas maravillas de diseño, tecnología y creatividad.

 



Compartir